Volver a un mundo ya conocido

Construcción del mundo, ese es uno de los grandes temas para el escritor de Fantasía. Pero no menos importante es la presentación que hacemos de ese mundo a ojos del lector. 

En la primera aventura queríamos una historia con mucho ritmo narrativo, que fluyera vertiginosamente para divertir y enganchar. Las circunstancias ayudaban: un protagonista que había pasado la mayor parte de su vida aislado, y acaba de salir al mundo exterior. Mundo sobre el que no conoce nada y, a decir verdad, poco o ningún interés pone en comprender…

 

cropped-d0b1d0b5d0b7-d0b8d0bcd0b5d0bdd0b8-382.jpg
Delbaeth, “dumbest hero ever”

 

Nuestra intención a lo largo de las novelas que compondrán la historia de Delbaeth es presentar el mundo en el que se desarrolla la acción como un abanico. En Camino de odio apostamos por personajes, acción y diálogos. Esto seguirá siendo así a lo largo de la trama, pues es lo que nos divierte y lo que (creemos) ha sorprendido gratamente y también servido de disfrute para nuestros lectores. Pero los que leáis La enemistad de un mago no llegaréis al Reino, lugar en el que transcurre la acción, de nuevo. Por ello, en esta segunda novela profundizaremos en las particularidades de este mundo.

Para ello nos servimos de los nexos creados en la primera aventura: Camino de odio. Tres de los temas que hemos recuperado para desarrollar más profundamente serán…

image (1)

1. Vildaron y la cosmogonía naturalista del mundo de Delbaeth

En el primer libro, Laurentius el mago confía unas bayas a Ratón, que proceden de un extraño y colosal árbol llamado Vildaron, un Árbol Primordial que conserva en el interior de su torre panóptica. Según el mago, sus frutos son capaces de restablecer el vigor y cualquier herida al que los ingiere. Pero, ¿hay más árboles así? ¿de dónde han salido y por qué tienen esas propiedades curativas?

En el segundo libro ahondaremos en la existencia de estos prodigios, pues en efecto, aún quedan algunos en el mundo de Delbaeth Rising. Como irá descubriendo el lector, son un mito que forma parte de la cosmogonía o historia de la creación del mundo. En los días antiguos, mucho antes de los elfos y los dragones, los Árboles Primordiales fueron abundantes y sus frutos nutrían a todos los seres vivos. Fue una era de esplendor y bondad. De lo que fueron y  lo que quedó de ellos es un tema que nos fascina, así que le daremos especial relevancia.  El árbol eterno, dotado de eterna vida y cuyas raíces se extienden a lo largo de miles de kilómetros es un tema que conecta profundamente con la mayoría de las mitologías de nuestro mundo. Se trata de una imagen particularmente rica y sobre todo, muy potente en unos tiempos en que la naturaleza está necesitada de todo nuestro respeto y veneración. En el mundo del gladiador elfo, la naturaleza es exuberante , todavía indómita e incluso inexpugnable. Regresaremos al principio de los tiempos para avanzar a través del futuro, donde Roland, Túril y Zarunzaki serán nuestros guías.

 

 

image (2)

2. El éxodo de los dudilgos respecto al reino de Cróren y su encuentro con otros pueblos. Choque de culturas y dioses.

Por referencias simbólicas, charlas de Laurentius, o a través del conocimiento de personajes aficionados a la Historia como Gumbald el Rubio, en Camino de odio nos hicimos una idea general del lugar en el que transcurre la acción, que solo es una parte de un mundo mucho más vasto.

No quisimos abrumar al lector con excesiva cantidad de detalles, manía bastante común en las novelas de Fantasía que nosotros hemos querido sacudirnos. Siguiendo con la idea de abanico, o andamiaje argumental, en esta segunda entrega sí profundizaremos, por ejemplo, en el orden social del Reino. 

Nos inspiramos en la época tardoromana para ambientar un mundo joven, repleto de cambios convulsos. Un escenario en el que más que en entidades nacionales,  los grupos humanos se identifican por etnias.  Hemos hablado pues del carácter de Terrana na Dudilg y cómo se fundó el mayor y más prospero reino humano gracias a la reina que da nombre al país, que huía de Ghaulia. Ahora descubriremos por qué la joven caudilla ghaula, a diferencia del reino de Cróren, no deseaba someterse a los dragones. En La enemistad de un mago ahondaremos en las las gentes notables que la siguieron en su éxodo y en las rivalidades que las enfrentan. También conoceremos a un habitante de Cróren, que quizá nos dé una idea de por qué Dudilga y los suyos huyeron de allí…

 

02a9053e-d18f-4b80-9e7b-3ea2610dee82

3. La asimilación de cultura y dioses, fundando una entidad nacional nueva. 

En el segundo libro, pues,  nos acercamos más a cómo los habitantes del mundo de Delbaeth entienden la religión. El Reino es producto de la aculturación de varios grupos étnicos, la combinación de su ética, tradiciones y valores que, como en la antigüedad, nosotros hemos querido representar a través de los dioses.

En su camino al exilio, Dudilga se encontró con los habitantes naturales del actual Reino: los dunzinos,  los kalenkos y los khalusitas. A los khalusitas ya los conocéis, han regresado a un lugar del que fueron expulsados y que ya no reconocen como su hogar. Tanto ellos como los demás grupos fueron desplazados y se dividieron en varias líneas étnicas, desperdigándose al oeste, norte y este, incapaces de frenar el ascenso de los ghaulos exiliados.

Trofi, Aron, Enki, Narana e incluso la propia Dudilga son dioses adorados en el Reino. Conoceremos a otros, como los hijos gemelos de Enki: Ócaro y Jateo, avatares de la magia y de la guerra, o Dapenta, entidad menor asociada a las bodas y la familias. Tanto unos como otros tienen orígenes muy distintos. Ya sean héroes deificados o divinidades por derecho propio, algunos fueron traídos por los ghaulos y otros fueron asimilados de los panteones de los pueblos locales.

 

En fin, esperamos haber insinuado un poco por dónde irán los tiros. ¿Os anima?

Hasta aquí la entrada de la semana. Deciros que tenemos muchas ganas de hincarle el diente al capítulo cuarto y ponernos manos a la obra con una trama que nos apasiona.

¡Hasta la semana que viene!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuenlabrada Rising: Creación de Mundos de Fantasía.

El fin de semana pasado la fantasía estuvo de enhorabuena, pues tuvo lugar  el IV Festival de Fantasía de Fuenlabrada, una auténtica fiesta para los amantes de los libros, el merchandising, la ilustración y el cosplay. Se dieron conferencias, se visionaron películas y, en fin, se promovió la cultura en el Espacio Joven La Plaza. Deciros que la naturaleza hospitalaria de las gentes de Fuenlabrada se confirma un año más, pues siempre nos dan la bienvenida con la mejor de las sonrisas.

IMG-20160618-WA0018

Este año tuvimos el gran honor de ser invitados por la organización, personificada en Abel Murillo, que contó con nosotros para hablar de la creación  de mundos de fantasía, aka  Wordbuilding. Y en el taller-charla que se impartió en la sala Arkham, la compañía no pudo ser más grata: Roberto Alhambra (Los que ignoran),  Pablo Bueno (La piedad del primero) y Arkaitz León (Un pueblo perdido) fueron nuestros compañeros de mesa en esta ocasión tan especial. Durante una hora, nos dedicamos a desgranar las distintas formas según las cuales dábamos vida a nuestros mundos de fantasía. En este post vamos a reunir las principales:

Evitar el Enciclopedismo. Crear un mundo de fantasía puede ser excitante, pero también abrumador para el lector. Estuvimos de acuerdo en que era fundamental no abrumar al lector con información: genealogías, descripciones arbitrarias o mera exhibición intelectual. Desde nuestros diferentes estilos, convenimos en que era más efectivo diluir la información a lo largo de la novela, dotarla de sentido, presentarla a través de los diálogos o trabajar con aquello que ya sabe el lector sobre la fantasía. En el caso particular de Delbaeth Rising, apostamos desde el principio por un andamiaje literario, pues nuestro reto era que el lector se sintiera inmerso en la historia sin la necesidad de excesivos preámbulos. Una de nuestras herramientas clave en la  construcción del mundo delbaethiano fue la corriente del Aprendizaje Significativo.

Los detalles: Durante la charla, Roberto Alhambra incidió en un término que me encantó y que hiló la mayoría de temas: La Maravilla. Es decir, qué hay de fabuloso o de especial en el mundo que estás creando. ¿Hay magia? ¿Hay criaturas asombrosas o, al contrario, jamás existieron? Grandes construcciones de antaño, prodigios de la naturaleza, etc. Por poner varios ejemplos, entre los miles posibles, tendríamos los siguientes:

Tolkien: Los Argonath, El Monte del Destino.

Martin: El Muro, La Isla de los Rostros.

Ursula K Leguin: Roke, Los aposentos subterráneos de Atuan.

El iceberg: Inventarse todo un linaje y rellenar párrafos con toda esas dinastías es algo que sucede con demasiada frecuencia, pero corremos el peligro de abrumar al lector y hacerle perder interés en nuestra historia. De igual modo sucede con acontecimientos que tuvieron lugar antes del comienzo de la novela, sucesos que afectaron al mundo en el que viven nuestros personajes. Pero eso, y aquí estuvimos muy de acuerdo, tiene que estar muy trabajado previamente por el escritor, que ha preparado y digerido toda esa información, disponiéndola a lo largo de la historia, o mediante trazos concisos, al lector. El lector percibirá la punta de un iceberg, pero bajo la superficie se encontrará el ingente trabajo de recopilación, documentación y gestión de la información del autor. Siempre aprovechamos para remarcar que la escaleta literaria es una poderosa herramienta que nos ayudará a definir muy bien qué queremos contar y en qué momento, evitando divagaciones y errando el momento de dar información crucial.

IMG-20160618-WA0029

Metainformación: EL público, muy participativo, nos habló sobre este concepto. A lo largo de las novelas aparecen personajes que citan a antiguos filósofos o los hechos de célebres emperadores (como sucede en La piedad del Primero). Estos datos dispersos a lo largo de la obra pueden ayudar al lector a apreciar cómo entienden el mundo los personajes que viven en él. Crear complicidad con el lector mediante este tipo de guiños nos pareció un concepto clave. Añadimos que es muy importante matizar que a pesar de que la visión del mundo está supeditada a la percepción de los personajes, hay que realizar el trabajo previo de los metadatos. Es decir, podemos encontrarnos con el caso de alguien ciego, que no percibirá el mundo visualmente o de  un erudito que jamás ha salido de su torre y todo lo ha aprendido en los libros. En ambas situaciones tendremos que describir su mundo a partir de lo que saben o creen saber.

La economía: Arkaitz León nos dio otra clave, la economía -o su ausencia- de nuestro mundo de fantasía. Con qué pagan los personajes o qué materiales son especialmente ambicionados en este mundo puede ser decisivo para que el lector se adentre en un mundo bien definido. ¿Qué recursos poseen las diferentes culturas que habitan en el mundo? ¿En qué materias primas miden su riqueza? Éstas son algunas de las preguntas que conviene hacerse antes de ponerse a escribir.

Tecnología: El nivel tecnológico en el que viven los personajes. Pablo Bueno apuntó que es muy importante definirlo, al igual que el desarrollo intelectual de los diferentes culturas o razas que habitan en el mundo de fantasía. ¿Emplean hachas de piedra o sofisticadas ballestas de vapor? ¿Los enemigos de tu personaje pertenecen a una civilización poseedora de mejores armas o se defienden arrojando kiwis y tajadas de sandía?

 

IMG-20160618-WA0031
Antropología de la güena

Antropología: Razas distintas, etnias, pueblos. Se habló también del Efecto Espejo, del que daremos un ejemplo: dos pueblos que se han desarrollado al mismo tiempo y que proceden de una rama común, están separados por un estrecho río. Y esta separación, física en este caso, puede haberles obligado a  desarrollarse de formas diametralmente opuesta en muchos aspectos. Quizá la misma palabra signifique cosas distintas, ¡o incluso no hablen el mismo idioma!

Sistema de creencias: ¿En qué creen en tu mundo? Es una de las partes más divertidas, sin duda.

Hasta aquí el post de esta semana, que os llega fresquito desde Fuenlabrada (¡así que esta semana habrá dos entradas!). Obviamente se habló de más cosas, pero este fue nuestro resumen. Fue un placer estar con Pablo, Roberto y Arkaitz, grandes autores y personas, así que ahora deseamos encontrarnos nuevamente en el Celsius y compartir unas sidras y risas.

 

IMG-20160618-WA0028

 

Crear un mundo es algo fascinante, pero si te quedas con ganas de más, haz como Michael Moorcoock, que creó infinitos gracias a su Multiverso. No hay límites: en tu mundo, tú guías al lector en un gran viaje hacia la Fantasía.

PD: Como no podía ser de otra forma en el FFF, hubo rol. Y del bueno. Como Delbaeth nació en una partida de rol, deciros que disfrutamos de lo lindo jugando a una genial partida de Harry Potter con sistema Fate (muchas gracias Laura).

Viejos Conocidos, los PNJ’s

A lo largo de la partida de rol que dio origen a las aventuras de Delbaeth, fuimos asistiendo al nacimiento de un tipo de personaje que, más tarde en nuestras historias, se ha revelado como un esencial: el PNJ.

Un PNJ  (personaje no jugador) es alguien que sale de la cabeza del director de juego, es el tabernero, el vendedor de empanadas o la amazona que nos da la bienvenida en su fortaleza. Los “penejotas”, que llegan a ser innumerables en una partida, no suelen cobrar una gran importancia individualmente, pero conforman el mundo, con sus advertencias, cuidados y consejos. Cuando nos dimos cuenta del enorme banco de personajes del que disponíamos, La enemistad de un mago nos presentó rápidamente a algunos de nuestros personajes no jugadores favoritos. Y la sorpresa es que, a diferencia de la primera historia, en la que los jugadores inspiraron la aventura, no sucede así en La enemistad de un mago, pues serán estos viejos conocidos los que llevarán la voz cantante.

Tenemos el gran honor de presentaros a Roland, Zarunzaki y Túril.

Hace unos años teníamos la costumbre de quedar y prepararnos una partida improvisada de rol. Las llamábamos freshrol y nunca duraban más de una sesión de juego. Se convirtieron en un ejercicio mental, donde Víctor dirigía a Gonzalo y al revés, siempre sorprendiéndonos con guiños, pesadillas comunes y homenajes inesperados. Así nació Roland.

Cuando pensamos en alguien que pudiera unirse a Delbaeth, la decisión de incluir a Roland Splendence fue casi telepática. Siempre aportaba humor, consejos o retos, por lo que la asociación a Laurentius llegó de inmediato. Roland se había ganado un hueco en nuestra mitología personal, porque fue uno de los pocos “penejotas”que aparecieron de forma significativa a lo largo de muchas de estas partidas espontaneas.

Zarunzaki fue el personaje interpretado por David Tourón, nuestro común amigo y editor. Inicialmente era un orco anciano y sabio, que además de ser un experto en la medicina de su raza, era el consejero y guarda de palacio de Delbaeth. Como en el mundo de Delbaeth Rising no hay orcos, la criatura que más se le parecía (y que nos fascinaba) era el trol. El trol como devastadora fuerza de la naturaleza y como raza conectada con Gaia, la diosa guardiana del mundo. Zarunzaki es un personaje con el que estamos disfrutando muchísimo. Ya protagoniza dos capítulos y está siendo increíble ponernos en la piel de un trol.

La enana Túril llegó en la segunda campaña de Delbaeth, cuando Daniel Marcos interpretó a Oín Russ y nos hizo entender como nadie qué significa ser un enano. Él era el enano absoluto: no necesitaba armaduras, ni armas rúnicas, ni siquiera barba. La sabiduría del enano, la paciencia, la terquedad y la búsqueda de retribución guiaban sus pasos. Oín Russ inspiró a Turil, pues inicialmente fue su hermana y después, siglos y dos campañas más tarde, Túril ya era una reina fronteriza, una enana valiente y leal a Delbaeth. En La enemistad de un mago Túril evoluciona de una forma distinta, pero hemos querido conservar su esencia, que se ha mantenido inalterada durante años, para convertirla en uno de los personajes más potentes de la novela y de la saga.

El rol nos dio incontables horas de diversión y conocimiento, que tras filtrar y adecuar concienzudamente, se convierte en material literario. Los PNJ’s suelen los grandes olvidados, pero nosotros, que les debemos tanto, les rendimos este sentido homenaje.

In PNJ we trust

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celephaïs

“Pero algunos de nosotros despiertan por la noche con extraños fantasmas de montes y jardines encantados, de fuentes que cantan al sol, de dorados acantilados que se asoman a unos mares rumorosos, de llanuras que se extienden en torno a soñolientas ciudades de bronce y de piedra, y de oscuras compañías de héroes que cabalgan sobre enjaezados caballos blancos por los linderos de bosques espesos; entonces sabemos que hemos vuelto la mirada, a través de la puerta de marfil, hacia ese mundo de maravilla que fue nuestro, antes de alcanzar la sabiduría y la infelicidad.”

– Celephaïs, H.P. Lovecraft (1890-1937)

Inmejorable fragmento para explicar por qué algunos seguimos leyendo Fantasía 🙂

Aquí tenéis el audiolibro del relato completo, excelentemente narrado por “Noviembre nocturno”

YouTube_Channel_Art_Template

Delbaeth Rising en el Celsius 232

¡Noticias frescas! Los autores de “Delbaeth Rising, Camino de odio” hemos sido invitados al Celsius 232, el Festival de fantasía, terror y ciencia ficción que se celebra anualmente en Avilés, Asturias. Presentaremos el libro en tan insigne ocasión y sería un honor que nos acompañarais.
Estaremos allí del 20 al 23 de julio de 2016 en Avilés, Asturias.
¡Hasta entonces! (guardadnos cachopo y sidra)
V & G

Comienzos

¡Sed bienvenidos al blog de Delbaeth Rising!

Somos Gonzalo y Víctor, los padres de la criatura. La primera novela se publicó gracias al apoyo de los mecenas. Muchos de vosotros nos zarandeáis del pecho exigiendo, con todo el derecho del mundo, la segunda parte. Así que hemos decidido sacar adelante este blog para compartir con vosotros el desarrollo de La enemistad de un mago

Slider Delba

Como es natural, a lo largo de un proceso de creación surgen dudas de todo tipo: argumentales, documentales o de coherencia. Vamos a invitaros a echar un ojo, y seguro que también alguna risa, a todo esto proceso. Confiamos en que pueda ayudar a otros autores de Fantasía. Os invitamos, por tanto, a que  nos sigáis en esta nueva incursión en el mundo de Delbaeth, sosteniendo, si fuera necesario, el escudo y la lanza.

La enemistad de un mago”, la novela que da continuación a “Camino de Odio”, ha llegado con los primeros calores del verano. Nuevas tramas, personajes que definir, combates que describir. Tras una larga planificación (escaleta, cien mails y muchas conversaciones), nos sentamos el jueves frente al ordenador. El trabajo nos ha llevado hasta el domingo por la tarde, dejando las bases de los tres primeros capítulos (13.000 palabras). Inauguran tres de las líneas principales de la novela. “La enemistad de un mago” será un libro más extenso que su predecesor. ¿Esto os anima?

Hasta ahora hemos descrito la vida del feriante y la alta aristocracia del Reino donde Galdron el Grande es su soberano. También los inicios en acción de un grupo muy especial. Incluso hemos aprendido algo de arquitectura clásica y prendas de vestir medievales. Escribir te activa la necesidad de informarte, de documentar con el máximo rigor el tema sobre el que estás hablando. Quizá esa sea una de las partes más fascinantes para nosotros, puesto que se aprende durante el trabajo creativo y, al mismo tiempo, se abren nuevas vías argumentales para enriquecer el texto. Es un tema muy interesante sobre el cual hablaremos más adelante, así como el concepto de Creación de mundos. 

Delbaeth el elfo siguió el camino del odio en la primera novela, pero nuevos rostros aparecerán en esta historia. Bienvenidos siempre a esta vuestra casa, donde siempre os recibiremos con vítores y pulgares extendidos hacia arriba.

Víctor y Gonzalo

PD: Como siempre, felicitar a la gran Darya Kuznetsova el excelente trabajo realizado en la portada del libro.